Comprueba tu climatización de casa antes del verano

Comprueba tu climatización de casa antes del verano

07 Jul Comprueba tu climatización de casa antes del verano

 El verano significa vacaciones, juntarse con la familia y amigos, relajarse, ir a la playa o viajar, pero también significa calor. Y es en estos pocos meses que cuando el termómetro llegue a su punto máximo, con la llegada de la terrible “ola de calor”, nos preguntaremos si el aislamiento en nuestro domicilio es el adecuado, o si tenemos la oportunidad de batallar la alta temperatura en nuestra vivienda.

Evidentemente, existen algunas soluciones notorias, como la instalación de aires acondicionados (antes de usar, comprueba su estado y corrobore que el filtro esté limpio y si la entrada y salida de aire están desbloqueadas), ventiladores o sistemas más eficientes, como el de la aerotermia.

Así como es importante comprobar el aislamiento de una casa en verano, también es importante en invierno para que no se pierda el calor de la calefacción. Aunque este artículo está relacionado con el verano, en este enlace encontrarás diferentes tipos de calefacción y podrás dominar la opción más adecuada para la familia, según las necesidades de cada hogar.

Pero existen otros procesos para mantener nuestra propiedad a la temperatura adecuada: muchas veces no se trata de “enfriar”, sino de averiguar cómo generar menos calor o saber cómo dominarlo.

Aislamiento y elementos estructurales, la clave para resistir el calor abrasador en verano

El aislamiento adecuado del inmueble puede resultar en un ahorro de energía tanto en invierno como en verano, y es una alternativa para mantener una buena temperatura en nuestro hogar sin provocar el consumo de energía. De hecho, la mayoría de las soluciones que nos ayudan a combatir el frío también nos favorecen a combatir el calor.

Los componentes de construcción utilizados en el domicilio la hacen más o menos susceptible a los cambios de temperatura. Por ejemplo, los muros de piedra utilizados en áreas geográficas con grandes cambios de temperatura pueden garantizar el aislamiento en invierno y verano.

Suceden cosas similares en la dirección. Obviamente no podemos cambiarlo, pero podemos usar la dirección de nuestra casa para crear ventilación cruzada, que es una forma efectiva de mantener la habitación a una temperatura impecable.

Del mismo modo, el buen efecto aislante de la casa también depende de las ventanas. Debido al mal sellado de las ventanas, la instalación incorrecta o la corrosión, el aire acondicionado tiene aproximadamente un 10% de pérdida de energía. Un buen aislamiento térmico puede ayudarnos a ahorrar hasta el 25% de los costes energéticos de calefacción / aire acondicionado. Por el contrario, instalar ventanas de doble acristalamiento es una buena opción para mejorar el efecto de aislamiento de la casa, especialmente cuando las ventanas tienen un aislamiento deficiente o el vidrio es delgado.

Más consejos para afrontar el calor en la temporada de verano

Una de nuestras sugerencias para tener el control de la temperatura de la vivienda en verano es usar persianas, cortinas y toldos. El secreto es desplegar el toldo, bajar las persianas y cerrar las cortinas para que la luz del sol no penetre claramente en las ventanas. Trate de no abrir las ventanas durante la hora de más calor del día, y use la hora más fría (a primera hora de la tarde o de la mañana) para ventilar.

Otra forma de reducir la temperatura de una casa en verano es aminorar el uso de luces y electrodomésticos, porque todos generan mucho calor. Asegúrate de no mantener las luces encendidas, especialmente durante estos pocos meses, y revisa los electrodomésticos que generan más calor. No abuse del horno o la secadora. Las bombillas de bajo consumo emiten menos calor y ayudan a ahorrar dinero y energía.

Por otro lado, para poder soportar el calor del mes más caluroso, te recomendamos que promuevas adecuadamente el uso del agua caliente. El agua caliente genera calor y humedad. Además, cuando pasan por las tuberías, se calientan e irradian calor, lo que ayuda a aumentar la temperatura en el hogar. Si el sistema de aire acondicionado es muy antiguo, los conductos tardarán un poco en enfriarse y generar calor ambiental a través de las paredes.

Recuerde, al conservar el agua caliente, están trabajando juntos para reducir el consumo de energía y el consumo de bienes valiosos como el agua. Para obtener más consejos sobre cómo ahorrar agua en casa, encuentre toda la información en el link de a continuación, https://tarifasdeagua.es/info/ahorro-agua

Aire acondicionado

Utilice los sistemas de climatización con la máxima prudencia

Recuerda, no es recomendable poner el termostato a una temperatura inferior a la deseada: no conseguirás que se enfríe más rápido, lo que creará es un consumo energético innecesario, lo que se traducirá en costes más económicos. Es desfavorable si la temperatura del exterior difiere en más de 12 ° C. Por cada grado de descenso de temperatura, consumirás un 7% más de energía.

Por último, ten en cuenta que existen algunos pequeños trucos que pueden resultar cruciales para conseguir un mayor ahorro energético sin sacrificar el máximo confort. Por ejemplo, utilizar el modo económico, el modo confort, etc… son solo pequeñas acciones que pueden ayudar y que a su vez nos pueden economizar unos euros en la factura de la electricidad.

No hay comentarios

Deja un comentario